La audiodescripción (AD) es un servicio de apoyo a la comunicación para las personas ciegas o con baja visión, regulado por la norma UNE 153020 y que consiste en compensar la falta de información visual relevante para la comprensión global y el disfrute del producto audiovisual con la descripción objetiva, clara y sucinta de las imágenes, de modo que las personas con discapacidad visual lo perciban de la forma más parecida posible a como lo hacen las personas videntes. Se trata de traducir con palabras lo que transmiten las imágenes, teniendo en cuenta aspectos como el dónde, el quién, el qué y el cómo de lo que acontece en la escena, esto es, todos aquellos datos que no puede deducir del sonido.

Para ello, se utilizan las pausas entre los diálogos a lo largo de la obra audiovisual para ir intercalando la descripción de las imágenes que son relevantes para la trama o que aportan valor estético. Una buena audiodescripción no tiene por qué llenar todos y cada uno de los silencios entre los diálogos, debe acomodar el ritmo, vocabulario y el registro de la audiodescripción al de la obra original y nunca puede pisar el diálogo ni adelantar sucesos de la trama.

La labor de le traductor audiovisual es la de la elaboración de un guion de audiodescripción teniendo en cuenta estos y otros parámetros para que, posteriormente, se inserte en el producto audiovisual con una voz en off. Es importante destacar que tanto el guion como la locución de la audiodescripción sean neutras y objetivas en la medida de lo posible para no influir en la interpretación de la obra por parte del usuario de este servicio y que su experiencia sea lo más parecida posible a la del resto de espectadores, aunque existen escuelas que abogan por una audiodescripción más creativa e interpretada.

"Expertos en lenguaje, soluciones globales"

¡Contáctanos hoy para comenzar a crear el hogar de tus sueños!

Comunícate con nosotros a través de nuestros medios de contacto y logremos juntos los resultados que deseas para tu web.